Larga Vida, Sergio Paz

En rebajas ¡En rebajas!
$3.570 IVA incluído

1 artículo disponible

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Luego del rotundo éxito de su "Santiago Bizarro", Sergio Paz ha recopilado sus mejores historias -publicadas durante quince años de ejercicio periodístico- en el libro "Larga Vida", que él mismo define como "ideal para cuando tienes que ir al dentista, a la peluquería o a ver a alguna amiga a la maternidad". Y claro, cada crónica o entrevista se puede leer en un rato. Y volver a releer después, si se quiere. Todo es en primera persona singular. Vertiginoso, entretenido y también perdurable, pues se trata de textos que no mueren, que permanecen en el tiempo. Como la leche o el jugo de frutas envasados en Tetrapack.

Sergio Paz escribe en primera persona singular. Es su sello. Aquél que ha plasmado en "quince años de ejercicio periodístico tan poco ortodoxo que cede lugar plenamente a la literatura", como dice en la contratapa de su nuevo libro, "Larga Vida", el primero que se edita por el sello Epicentro, y en el que, precisamente, este periodista "sin título" recopila lo mejor de lo mejor de todo lo que ha publicado durante más de una década en distintos medios escritos.

Es así como en "Larga Vida" se pueden encontrar historias, crónicas y entrevistas aparecidas en Paula, Apsi, Capital y en la Revista del Domingo de El Mercurio, por mencionar sólo algunas publicaciones en las que el creador de "Santiago Bizarro" ha colaborado y entre las que no se puede dejar de mencionar a la Zona de Contacto -también de El Mercurio-, donde por diez años contó experiencias propias en una recordada sección que tituló como la Zoo Zona.

En realidad, la mayoría de los textos que se reúnen en el libro relatan experiencias propias de El Paz, como lo llaman quienes le conocen. Porque hasta en las entrevistas -a personajes freak y otros no tanto- quedan plasmadas sus impresiones. O sea, todo sigue siendo muy personal. "Pero el bebé que aparece en la portada no soy yo", aclara el autor de la actual columna "Déjenme en Paz", del Wikén.

La selección de los textos fue realizada por él mismo, dedicándose a buscar lo mejor de su propia pluma en la Biblioteca Nacional y en revistas que tenía guardadas en su casa. "No fue tan difícil porque no había mucho tan bueno tampoco", comenta con una humildad que impresiona. Sobre todo, porque su palabra escrita es más que entretenida y ágil. Queda en evidencia no sólo en sus crónicas de viajes y en sus mencionadas entrevistas o encuentros con personalidades como Alejandro Jodorowsky, Emilio Antilef, Don Francisco, Enrique Vila-Matas o el Profeta de Pelequén, sino también en las historias que plasma como documentales de lo que ha vivido y conocido de cerca. Por ejemplo, "Prisión nocturna", que cuenta cómo y por qué debió ir durante seis meses a alojar en Capuchinos; o "Qué duro es ser mujer", que relata su aventura -o desventura- de tener que "pintarse las uñas, depilarse, sacarse las cejas, dejarse masajear; en fin, realizar todo lo que hace una mujer para verse estupenda".

"Al final, fue quedando lo más personal. Historias y reportajes que tenían que ver conmigo. Cosas escritas en primera persona y muchas que incluso hablan de mi propia vida. El resto, daba lo mismo, era absolutamente desechable. En cambio, éstas -las de "Larga Vida"- están más cerca, son más personales y tienen más fuerza por lo mismo", comenta Sergio Paz, agregando que el libro es "ideal para cuando tienes que ir al dentista, a la peluquería o a ver a alguna amiga a la maternidad". Y claro, cada texto se puede leer en un rato y releerse después, si se quiere. Es posible dejar que el libro descanse por un período para ser retomado más adelante sin problemas. Porque son relatos perdurables, de larga vida, como envasados en tetrapack.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.

carrito  

No hay productos

Transporte $0
Total $0

Confirmar